18 oct. 2005

Faltan horas para elecciones Argentinas

"¿Por qué demoraron tanto en difundirse los spot televisivos de Rafael Bielsa?", preguntó ayer un encuestador que sigue con atención la campaña proselitista.

Luego agregó: "¿Fue porque no había consenso en el discurso o porque abundó el desorden en el comando electoral?"

En todo caso, ratifica que la Casa Rosada nunca batalló con seriedad la Ciudad de Buenos Aires, dándola por perdida desde el inicio de la campaña.

Por supuesto que, además, pesaron las disidencias entre Bielsa y la Casa Rosada, pero la situación ya estaba 'jugada' para entonces.

Así, Néstor Kirchner asiste, impávido, a la puja entre Mauricio Macri y Elisa Carrió por la Ciudad de Buenos Aires, donde el oficialismo deberá conformarse con el 3er. lugar.

Entonces, Kirchner carga con renovado esfuerzo contra el socialista Hermes Binner, su ex socio político, en la Provincia de Santa Fe.

Kirchner cree que aún puede descontarle a Binner la diferencia que éste le lleva, aunque quienes conocen la Provincia dicen que es un espejismo de la Casa Rosada, mezcla de necesidad y entusiasmo.

En la noche del lunes, Kirchner festejó los 60 años del 17 de octubre de 1945, el Día de la Lealtad Peronista, en un acto del Frente para la Victoria en la Provincia de Santa Fe.

No fue un acto del Partido Justicialista de Santa Fe, sino del Frente para la Victoria, el partido de Kirchner en la Provincia de Santa Cruz que ahora intenta extenderlo al país, con soporte en el Justicialismo pero que él imagina más amplio.

Además, lo conduce él. En cambio en el Justicialismo siempre aparecerán rivales, y a Kirchner no le provocan entusiasmo los rivales. El Frente para la Victoria ni siquiera tiene Consejo Nacional ni Congreso partidario, se maneja desde un teléfono móvil de Kirchner en helicóptero.

El PJ santafecino aceptó la metamorfosis porque en definitiva el costo de la derrota la pagarán el Frente y su Agustín Rossi, "mi amigo", según Kirchner, un dirigente secundario o marginal, al que nunca hubiese elegido Carlos Alberto Reutemann, por ejemplo.

Pero el acto fue del PJ, no del Frente porque el Frente no tiene símbolos ni íconos ni mística, y ayer abundaron las banderas, las imágenes de Juan y Eva Perón, la marcha 'Los Muchachos Peronistas' -que surgió desde la propia gente-, y todo el folklore que en la Provincia de Buenos Aires tienen los actos de Hilda Beatriz González de Duhalde.

Kirchner destacó la actitud de Rossi al aceptar la candidatura sin condicionamientos, al revés de la vicegobernadora María Eugenia Bielsa y del ex ministro Horacio Rosatti, ausentes ambos del acto.

Sí se encontraban el gobernador Jorge Obeid, Reutemann y los ministros Alberto Fernández, Aníbal Fernández, Julio De Vido, Rafael Bielsa y Ginés González García.

Luego del acto, Kirchner ordenó aumentar el esfuerzo y Daniel Scioli, quien mantiene una alta popularidad, viajará hoy a Rosario a caminar por las calles del centro, firmar autógrafos y participar de la campaña.

Resulta interesante que Bielsa estuviese en un acto en Rosario, a horas del cierre de campaña en la Ciudad de Buenos Aires.

También es para destacar que Kirchner ha presidido más actos políticos proselitistas en Rosario que en la Ciudad de Buenos Aires, donde hay muchos más electores que en Rosario.

Además, así como Scioli va a recorrer Rosario, ¿quien ha recorrido la Ciudad Autónoma respaldando a Bielsa? Ni siquiera Roberto Lavagna irrumpió hasta ahora en la campaña, y si llegara a aparecer será solamente como una formalidad porque la campaña ya fue.

Si en Córdoba gana José Manuel De la Sota (con dinero de Kirchner pero con la escasa lealtad que se le reconoce a De la Sota, un hombre coyuntural), y Kirchner pierde en Santa Fe y la Ciudad Autónoma, en verdad los medios de comunicación están exagerando cuando afirman que el Presidente marcha rumbo a un gran triunfo electoral nacional.

Hasta en la Provincia de Santa Cruz, el oficialismo tiene dificultades, y más cuando lucha contra el fantasma de que 'Freddy' Martínez, de la UCR, ya le ganó a Alicia Margaria Kirchner hasta 10 años, en 1995, la intendencia municipal de Río Gallegos.

En verdad, lo único importante que tiene Kirchner para exhibir en la Provincia de Buenos Aires, y por eso es fundamental para él que su triunfo resulte holgado. Un triunfo ajustado no le sirve, y es donde pelean hoy día Hilda de Duhalde y Cristina de Kirchner.

En las últimas horas, el 'duhaldismo' luce más calmo, casi satisfecho; según 'Chiche' ya no bajan de 25 puntos, y pueden sumar algo más. Lo ratificó anoche Felipe Noguera cuando entregó la encuesta más reciente, que acababa de procesar. Julio Aurelio había entregado antes otra con guarismos similares.

No son los números triunfales que exhiben Artemio López, CEOP (Grupo Clarín), Analogías (Analía del Franco) e IPSOS (Manuel Mora y Araujo).

¿A quién le importa que Kirchner gane en provincias de poder y electores marginales en el total como Jujuy o Corrientes o Misiones o El Chubut?

Kirchner sigue confiado en su armado de intendentes bonaerenses y Cristina convocando a los 'independientes'. Pero, ¿cuánto conoce Kirchner la Provincia profunda? Ni siquiera Aníbal Fernández ni José Pampuro ni Sergio Massa la conocen en detalle. Es verdad que Alberto Balestrini conoce La Matanza, pero hoy día Balestrini no goza de buena relación con Kirchner, luego de profetizar un reencuentro peronista pos-electoral.

De todos modos, Kirchner hará el acto de cierre de campaña en La Matanza, tal como estaba previsto.


Este fue un servicio de Urgente24 http://www.urgente24.info

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto

Amo la vida en todas sus formas y las respeto; intento hacer docencia para la decencia porque me toca conocer muchos delincuentes en la función pública, y gente honesta que hace rendir un día como si tuviera 30 horas.

Archivo del Blog