12 abr. 2006

La violencia






Google









Sociedad violenta

Los jóvenes reflejan en la brutalidad de algunas de sus conductas el ejemplo que les da una cultura de barbarie.
No debe extrañar tanto la brutalidad que se manifiesta en las acciones de algunos jóvenes. Ellos son el emergente de una sociedad violenta, en la que se dan permanentes ejemplos de barbarie e impunidad. Veamos: se premia en lugar de castigar la toma de una comisaría. Se instiga a grupos violentos a escrachar a personas o instituciones por razones políticas. Los piquetes entrerrianos han sustituido con éxito a la razón de Estado. En la UBA la prepotencia impide la elección de Rector. En Santa Cruz o en Chubut, en Misiones o en Jujuy, la violencia se exhibe sin recato. Los barra bravas del fútbol exaltan sus delitos en sus cánticos tribuneros. Los paros salvajes son habitual expresión de violencia consentida, y los aprietes como arma de negociación, moneda corriente. Como se ve, la tensión florece, aquí y allá, como estrategia válida. Para educar en el respeto a los demás hace falta mucho tiempo. Pero, mientras tanto, la dirigencia debería dar ejemplo docente: aplicar la ley, aunque sea dura, no es aquella represión cuya condena también sirve, sin desearlo, para exculpar a los violentos.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto

Amo la vida en todas sus formas y las respeto; intento hacer docencia para la decencia porque me toca conocer muchos delincuentes en la función pública, y gente honesta que hace rendir un día como si tuviera 30 horas.

Archivo del Blog