23 ago. 2005

Torturando por belleza

Se buscan alternativas al sufrimiento animal

Renate Künast, la ministra alemana de agricultura y protección del consumidor, del Partido Verde, inauguró esta mañana en Berlín el quinto Congreso Mundial para buscar alternativas a los experimentos con animales.

 
Cada tres años desde 1993, científicos, organizaciones protectoras de animales y miembros de los poderes públicos y del mundo económico se reúnen para intercambiar conocimientos y buscar nuevas soluciones que eviten el uso de animales en las pruebas de laboratorio.
 
Los objetivos
 
"A este congreso no asistimos con un objetivo definido, se trata más bien de intercambiar información con los colegas para ir preparando modificaciones en la legislación de cada uno de nuestros países", dijo a DW-WORLD Roman Kolar, subdirector de la Academia para la Protección de los Animales, de la Asociación Protectora de Animales de Alemania, que participa en la organización del evento.
 
"Por desgracia, el abanico de experimentos permitidos sigue siendo muy amplio, y nuestro trabajo es presentar alternativas económicamente viables para prescindir de los animales en los ensayos", explicó Kolar. Y por su parte, Künast abrió el acto asegurando que "todos nosotros tenemos un objetivo: evitar en lo posible el sufrimiento de los animales de laboratorio"
 
Desde 1986, la Unión Europea prohíbe el uso de animales si existe otro método para evaluar la calidad de un producto. Una resolución europea de 2003, de la que los protectores de animales están especialmente orgullosos, impedirá a partir de 2009 probar cosméticos con seres vivos, y a partir de 2013, la distribución de cosméticos que hayan sido probados con animales.
 
Los científicos saben que el prescindir al cien por cien de animales en ciertos experimentos es prácticamente una utopía inalcanzable. Así sucede en el mundo de la  medicina. Por eso, la búsqueda alternativas se centra en aquellos productos "que sólo sirven para elevar el nivel de vida de los humanos", como son por ejemplo, los cosméticos.
   
Diferencias regionales
 
El Congreso se llama a sí mismo mundial y pretende encontrar soluciones globales. "No tiene sentido que el gobierno alemán tome medidas contra un tipo de experimentos si éstos se siguen llevando a cabo en otro país que después vende sus productos en Alemania", dijo Kolar.
 
Aún  así, no todos los continentes están representados por igual. La mayor parte de los participantes proceden de Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Australia. "Asia y África están infrarrepresentadas", lamentó Kolar. "El problema es que este es un congreso científico. Encontrar trabajadores de organizaciones protectoras de animales que sean además científicos y tengan los medios económicos para viajar hasta Berlín no es fácil", comentó.  
 
Incluso dentro de la misma Europa, el interés por la protección de los animales está dividido en regiones. "En el tema que tratamos podemos hacer dentro de Europa lamentablemente una clara división norte-sur: los españoles están, por ejemplo, a años luz de los noruegos", explicó Kolar.
 
Pero no sólo el interés de la ciencia es importante. Los consumidores tienen gran poder en sus manos. "Con su orientación en la compra los ciudadanos pueden hacer mucha presión. En este congreso las empresas de cosmética participan muy activamente porque se han dado cuenta que los consumidores no quieren productos que estén probados en animales", dijo Kolar.

No hay comentarios.:

Acerca de mí

Mi foto

Amo la vida en todas sus formas y las respeto; intento hacer docencia para la decencia porque me toca conocer muchos delincuentes en la función pública, y gente honesta que hace rendir un día como si tuviera 30 horas.

Archivo del Blog